Diario Las Américas, Miami (FL), 24 de junio de 2006

México: el candidato Calderón y el hechizo castrista

No se entiende que el candidato oficialista prometa una política de mano extendida hacia La Habana, después de reiteradas agresiones verbales castristas contra las máximas autoridades mexicanas y de intervención de sus quintas columnas en la vida política del país, como si nada hubiera pasado y en una actitud que bordea la sumisión política

Por Armando F. Valladares

Las elecciones presidenciales mexicanas, que se efectuarán el próximo 2 de julio, están despertando enorme expectativa por los efectos positivos que podrá traer para América Latina una eventual derrota del candidato de la izquierda, Dr. Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, el candidato oficialista, Dr. Felipe Calderón, hablando en San José del Rincón, cerca de la capital mexicana, sorprendió con declaraciones que favorecen al dictador comunista de Cuba, Fidel Castro, y a su nefasto régimen.

El Dr. Calderón, después de manifestar la intención, sin duda legítima, de que México "reasuma el liderazgo" que otrora tuvo en el continente, anunció como una de las metas de su política externa el establecimiento de relaciones "armónicas" con Cuba comunista, alegando que éstas serían "de mutuo beneficio para los dos países" (cf. despacho de Associated Press, El Nuevo Herald, Miami, 9 de junio de 2006).

Tengo una profunda y sincera admiración por la nación mexicana, pero no soy hijo de esa noble tierra y por lo tanto no creo conveniente manifestarme sobre los alegados "beneficios" que una relación "armónica" con el tirano de las Antillas podría traer para México. Pienso que son los propios mexicanos quienes están en mejores condiciones de manifestarse respecto de tan delicado tema.

No obstante, en cuanto cubano, y en cuanto ex preso político en el "Gulag" castrista por más de 20 años, me siento en el derecho y en la obligación de conciencia de manifestar que una relación "armónica" del eventual futuro gobierno del Dr. Calderón con el régimen de La Habana no será de "beneficio" alguno para el pueblo cubano, y lo sumirá más aún en la situación de desdicha, sufrimiento y desesperanza que ya dura casi medio siglo. En Cuba, el único beneficiado por ese prometido vínculo de "armonía" será el dictador Castro, por todo lo que dicho respaldo significará en materia de legitimación internacional proveniente de una nación de tanta gravitación política y económica como lo es México

El enigmático influjo del hechizo castrista, a lo largo de casi medio siglo, ha seducido a no pocas personalidades internacionales de la esfera religiosa, política, y económica. Una de las excepciones a esta triste regla estuvo constituida por el voto de condena del actual gobierno mexicano a la violación de derechos en Cuba, en el seno de la Comisión de Derechos Humanos de Ginebra; con lo cual dejó de lado la "neutralidad" propia de Pilatos de anteriores gobiernos de su país. Como revancha, el dictador Castro lanzó reiteradas agresiones verbales contra las máximas autoridades mexicanas y pasó a interferir directamente en la vida de esa nación a través de sus quintas columnas. Por lo tanto, no se entiende que el candidato oficialista prometa esa política de mano extendida hacia La Habana, como si nada hubiera pasado, y en una actitud que bordea la sumisión política.

Que la Providencia ilumine al Dr. Calderón, haciéndolo recapacitar en el delicado terreno de las relaciones con Cuba comunista, tornándolo inmune al hechizo castrista, y haciéndole ver que existe una relación inversamente proporcional entre la "armonía" con el régimen de La Habana y el "beneficio" para el pueblo cubano.

Armando Valladares, ex preso político cubano, autor del libro "Contra toda esperanza", donde narra 22 años en las prisiones castristas, fue embajador de Estados Unidos ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, durante las administraciones Reagan y Bush. E-mail: armandovalladares2005 @ yahoo.es

Oferta de artículos relacionados, gratuitos (le serán enviados por e-mail):

* México: ┐fiel de la balanza latinoamericana?

* México/Perú: López Obrador, Humala y "máscaras griegas"

* México: López Obrador, embrujo interno y política externa

* Foro Social Mundial de Caracas: "tomografía" de las izquierdas

* Colombia: Presidente Uribe, ┐tributo al "César" comunista?

* Colombia: El "milagro" de Almaguer revive esperanzas

Solicítelos al e-mail: cubdest @ cubdest.org